Iglesia El Calvario

San Salvador / San Salvador
Situada en el corazón de San Salvador, El Calvario es un grandioso templo y un buen ejemplo de los vestigios arquitectónicos remotos de la ciudad.Originalmente, en agosto de 1660, se elevó con el propósito de atender las festividades de cuaresma y Semana Santa.

Medía 16 varas y estaba a la orilla de la ciudad, en la ubicación actual.

La iglesia fue destruida por el terremoto de 1854.La segunda se erigió con madera, pero fue consumida por un incendio el 24 de enero de 1908.

Algunas de las imágenes fueron rescatadas, entre ellas las de Gestas, el ladrón malo.Luego se armó una ermita provisional, pero al mismo tiempo se dieron los primeros pasos para la construcción de un templo gótico de cemento armado, dirigidos por el ingeniero Augusto Baratta, quien se inspiró en la arquitectura italiana y española.Este es el mismo templo que sigue sobresaliendo entre múltiples edificaciones que conforman el corazón de San Salvador.Desde 1925, este soberbio templo contiene una cúpula con vidrieras coloridas provenientes de Turín, Italia.

El piso, viacrucis y el altar central fueron hechos con mármol de Carrara.

Éste último labrado como una réplica de la última cena al estilo de Leonardo Da Vinci.La destacable cruz del altar central contiene detalles de plata fundida, que se logró a base de donaciones por parte de feligreses que colaboraron, en 1934, para la edificación de la iglesia.En los pasillos podrá visualizar la clásica urna del Santo Entierro, la cual fue elaborada por el salvadoreño Asisclo Acosta, además, podrá contemplar dramáticas imágenes religiosas del siglo XIX.Con 64 metros de largo por 52 de ancho, El Calvario es un joya capitalina, no solo por historia, sino por la belleza y esplendor de su interior. Situada en el corazón de San Salvador, El Calvario es un grandioso templo y un buen ejemplo de los vestigios arquitectónicos remotos de la ciudad.Originalmente, en agosto de 1660, se elevó con el propósito de atender las festividades de cuaresma y Semana Santa. Medía 16 varas y estaba a la orilla de la ciudad, en la ubicación actual. La iglesia fue destruida por el terremoto de 1854.La segunda se erigió con madera, pero fue consumida por un incendio el 24 de enero de 1908. Algunas de las imágenes fueron rescatadas, entre ellas las de Gestas, el ladrón malo.Luego se armó una ermita provisional, pero al mismo tiempo se dieron los primeros pasos para la construcción de un templo gótico de cemento armado, dirigidos por el ingeniero Augusto Baratta, quien se inspiró en la arquitectura italiana y española.Este es el mismo templo que sigue sobresaliendo entre múltiples edificaciones que conforman el corazón de San Salvador.Desde 1925, este soberbio templo contiene una cúpula con vidrieras coloridas provenientes de Turín, Italia. El piso, viacrucis y el altar central fueron hechos con mármol de Carrara. Éste último labrado como una réplica de la última cena al estilo de Leonardo Da Vinci.La destacable cruz del altar central contiene detalles de plata fundida, que se logró a base de donaciones por parte de feligreses que colaboraron, en 1934, para la edificación de la iglesia.En los pasillos podrá visualizar la clásica urna del Santo Entierro, la cual fue elaborada por el salvadoreño Asisclo Acosta, además, podrá contemplar dramáticas imágenes religiosas del siglo XIX.Con 64 metros de largo por 52 de ancho, El Calvario es un joya capitalina, no solo por historia, sino por la belleza y esplendor de su interior.
Ver en mapa

Lugares similares

Iglesias