gastronomia

El maíz, que es igualmente utilizado por muchos pueblos de América, es el ingrediente principal de la cocina típica salvadoreña. El platillo por excelencia es la pupusa, que tiene un día nacional que se celebra cada segundo domingo de noviembre. Otros alimentos populares elaborados de maíz son: las tortillas, muy importantes en la alimentación diaria de los salvadoreños, los tamales, variedades de atoles como el de atol de elote, piñuela, shuco o chilate – y bocadillos como las riguas, tustacas y totopostes.

Además existen festivales del maíz, también conocidos como atoladas, que son celebrados en el segundo semestre de cada año en diversas poblaciones del país, usualmente en agosto. Estos festines pueden tener un carácter familiar. Aparte del maíz, el frijol es otro ingrediente muy utilizado en la cocina salvadoreña.

Otros platillos tradicionales son: gallo en chicha, sopa de gallina, sopa de patas, consomé de garrobo, sopa de frijoles con cerdo y masitas, nuegados de yuca, buñuelos de huevo, yuca con chicharrón, ayote en miel, torrejas en miel y pan con pavo, entre otros.

También existe una variedad de dulces artesanales y poblaciones como Santa Ana y San Vicente son famosas por su elaboración. Se comercializan principalmente en las fiestas patronales del país, y una breve lista comprende: conservas de coco, coco rallado, melcochas, dulce de leche, dulce de nance, dulce de tamarindo y dulce de panela, entre muchos otros.

Otro importante componente de la gastronomía salvadoreña es el pan dulce, que por tradición muchas personas acompañan con una taza de café salvadoreño. Bebidas tradicionales calientes son el chocolate, el café, leche poleada y otras elaboradas a base de maíz. Bebidas frías populares, llamados frescos, son: horchata, tamarindo, cebada, ensalada, chan y el tiste, entre otros.